Samsung finalmente ha revelado sus buques insignia para este 2016, el Galaxy S7 y el Galaxy S7 Edge los cuales superarían a los actuales Apple iPhone 6s y Apple iPhone 6s Plus. Aquí tienes una lista de 5 cosas que el nuevo Galaxy puede hacer y el iPhone no.

En su último evento, Samsung finalmente hizo oficial el lanzamiento de sus modelos Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge. Ambos Smartphones presentan las más altas características de hardware disponibles actualmente en el mercado y presenta mejoras que brillaron por su ausencia en versiones anteriores. Un diseño bien pensado, no muy diferente a lo ya visto en la familia Galaxy S6, con excepción de un frente más curvo y una cubierta de cristal en la parte posterior, los cambios más resaltantes se encuentran en su interior.

Los Galaxy S7 y S7 Edge poseen pantallas QHD de 5.1 y 5.5 pulgadas, respectivamente. Ambos smartphones vienen potenciados con procesadores Qualcomm’s Snapdragon 820 y Exynos 8890 64-bit, junto con 4GB de memoria RAM y 32GB de almacenamiento interno. Samsung, además, ha añadido una cámara de 12MP con una apertura de f/1.7, la cual ofrece fotos de mejor calidad en baja luz.

Ambos Smartphones funcionan con el sistema operativo Android 6.0 Marshmallow. Uno de los competidores inmediatos de la familia Galaxy S7 son los Apple iPhone 6s y 6s Plus. Aunque ambas funcionan en diferentes estructuras de hardware y sistemas operativos bastante distintos entre si, hay algunas características que solo serán encontradas en el Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge.

 A continuación listamos 5 de esas características:

Always on Display: Mientras Samsung ha equipado sus nuevos modelos con pantallas QHD, los iPhone 6s y 6s Plus portan pantallas Full HD (1080p) de 4.7 y 5.5 pulgadas, respectivamente, una de las más grandes diferencias es el Always on Display de Samsung. Esta característica les permite a los usuarios revisar notificaciones, la hora y eventos en el calendario, sin la necesidad desbloquear sus dispositivos. Como solo una de las secciones de la pantalla se ilumina, esto no representa un gran consumo de la vida de la batería, de acuerdo a lo dicho por Samsung.

 Carga inalámbrica/ Carga rápida: Estos últimos modelos cuentan tanto con el modo rápido así como el modo inalámbrico de carga de batería, que puede recargarla hasta el 60% en tan solo 30 minutos.

Sensor de ritmo cardíaco: Como se ha visto en modelos anteriores de la familia Galaxy de Samsung, esta nueva generación también cuenta con dicho sensor. Esto acompañado a la app S-Health que lleva un registro de las actividades diarias como las horas de sueño, cantidad de pasos dados durante el día, calorías quemadas y mucho más. Esto trabaja mejor con la serie Gear de Smart Watches Samsung.

Resistente al agua: Es muy probable que hayas visto videos que muestran como el iPhone 6s y 6s Plus son sumergidos en agua; sin embargo, oficialmente no son a prueba de agua. Los nuevos smartphones de Samsung, por otro lado, tienen la certificación IP68. En otras palabras, puedes sumergir dichos modelos hasta 1.2 metros bajo el agua y hasta por 30 minutos.

Memoria expandible: Los modelos de iPhone están disponibles en 16GB, 64GB y 128GB de almacenamiento. Mientras que al poco tiempo aquellos que compran el modelo de 16GB suelen quedarse cortos con el espacio de almacenamiento y sin la opción de aumentarlo. Los nuevos modelos de Samsung ofrecen modelos de 32GB y 64GB de almacenamiento. A pesar de recibir muchas críticas, estos modelos de Samsung te dan la opción de añadir 1 o 2 SIMs cards y una tarjeta SD.

Escrito por: Aurelio Denegri Chugnas
Adaptado de: http://www.bgr.in/